Amor a la vida.

«En América Latina resulta más higiénico y eficaz matar a los guerrilleros en los úteros que en las sierras o en las calles […]».
«Los jóvenes se multiplican, se levantan, escuchan, ¿Qué les ofrece la voz del sistema?. El sistema habla un lenguaje surrealista: propone evitar los nacimientos en estas tierras vacías».
“Venas abiertas de América Latina”, 1971.
….

La humanidad encontró motivos para exterminarse a sí misma. La muerte busca apoderarse del hombre y se involucra de forma astuta por medio de sus decisiones.
Períodos atroces de la historia, holocaustos generacionales, nos cuentan de este exterminio, que no sólo supo poner fin a la vida de mujeres y hombres… los niños fueron perseguidos en distintos contextos históricos y aniquilados activa y pasivamente. Representan el sector más vulnerable y a la vez más temido -son potencia-.
Los primogénitos del hombre constituyeron amenaza en tiempos faraónicos, antes de Cristo, y en el nacimiento de Cristo mismo, en reinado de Herodes.
Como una semilla a punto de “ser” es el propósito de una vida y esto ha de ser temible para muchos; arrancarla de suelo fértil es el modo de impedir su manifestación.

«Porfiadamente, los niños latinoamericanos continúan naciendo, reivindicando su derecho natural a obtener un sitio bajo el sol en estas tierras espléndidas que podrían brindar a todos lo que casi todos niegan […]».
«¿Qué se proponen […] sino matar a todos los próximos mendigos antes de que nazcan?. Robert McNamara, el presidente del Banco Mundial […] afirma que la explosión demográfica constituye el mayor obstáculo para el progreso de América Latina y anuncia que el Banco Mundial otorgará prioridad en sus préstamos a los países que apliquen planes de control de natalidad.
[…] los tecnócratas del Banco Mundial (que ya nacieron) hacen zumbar las computadoras y generan complicadísimos trabalenguas sobre las ventajas de no nacer […]».
«Lyndon Johnson: “Cinco dólares invertidos contra el crecimiento de la población son más eficaces que cien dólares invertidos en el crecimiento económico”».
La realidad de América Latina expuesta por Galeano tiempo atrás, no queda lejos. Es tan vigente como periódicos de verdes contratapas; como verdes billetes.

La mentira disfrazada de palabras, abre camino. A esta nueva “verdad” no solo se enfrentan quienes piensan distinto, sino también aquellos que la toman como propia. Es necesario y oportuno que estos grupos abracen la causa y añadan a ella su bandera, sus motivos y propios intereses para llevarla adelante.
La tendencia es querer “ser libres” deshaciéndose de las circunstancias y no venciéndolas; es en estos tiempos donde la propuesta comienza a permear. Mientras tanto, el poder sigue moviéndose solapada y libremente en tantas otras direcciones.

¿Cuál es la libertad a la que puede arribarse cuando los motivos son autoimpuestos?. La mujer sigue siendo rehén, víctima de un estado de cosas que le promete “libertad”, responsabilizándola en la opresión, aniquilamiento y desaparición del otro. La mujer es quien sigue poniendo el cuerpo, aquel al que llama “propio”, en servicio de una sociedad que la continúa violentando.

Somos olas en este mar; con la fuerza de esta generación impulsamos a las próximas. Podemos destruir el futuro, pero también podemos romper la oscuridad y emerger de las profundidades. No sólo por nosotros mismos, sino por nuestra posteridad; nombres de tantos que no deben quedar en penumbras.

La verdadera salida proviene del amor, aquel que sigue siendo. «El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser».

flor·
7 de Agosto. No al aborto, salvemos las dos vidas.

“Amor a la vida”. El amor a la vida es promesa para las próximas generaciones. flor·

 

“Kóshkil”

Una pieza que formó parte de la muestra “Raíces” de lettering americano en Club Cultural Matienzo.

¡Un nuevo trabajo!. “Kóshkil”.

Palabra seleccionada Kóshkil “Viento”.
Lengua seleccionada Tehuelche / Teushen. Atribuido al grupo Teushen -grupo cercano al tehuelche- perteneciente a la lengua Chon -que significa “gente” en estas lenguas-.
Este trabajo, formó parte de la muestra “Raíces” de lettering americano que tuvo lugar en Club Cultural Matienzo. El lettering se vinculó a lenguas de los primeros pobladores de América.

La exposición se puede veraquí.
También podés leer“Raíces en el viento”.

.
SOBRE LA OBRA

Siempre que abordo una pieza de lettering, ilustración tipográfica u otra técnica vinculada a la escritura, lo hago teniendo en cuenta la idea y concepto a transmitir. Porque no sólo vale la forma, no sólo la “estética”; el “qué decir” es igual de importante que el “cómo”. Diría que la relación no es “cincuenta y cincuenta”, sino que tanto la palabra -el mensaje- como la manera en que decimos, tienen igual valor. Podría decirse que cada uno es un “cien por ciento”, que ambos merecen la misma atención. Juntos se potencian; ellos construyen “comunicación”.

La pieza encierra el concepto de viento como fuerza continua, como soplo invisible.
Desde el lenguaje, planteé la puesta como trabajo monolineal digital. Líneas que surgen de la propia palabra “Kóshkil” y que soplan con fuerza ampliándose en expansión -por medio de trazos que se curvan-.
La paleta es aquella, la de nuestra identidad como argentinos; celeste entremezclado con marrón que huele a polvo.
El viento es blanco o “color invisible”, no se ve pero está presente… desde el origen de los tiempos.
Viento inmutable que sigue soplando hoy, en medio de pueblos inmutables; caracteres de una palabra “Kóshkil” que permanecen en pie, porque son RAICES.

¿Qué es “esperanza”?

Aguardar sobre la base de una suposición; éso, es “expectativa”.
Esperar, con certeza y con convicción aquello que no podemos ver; eso, es “esperanza”.

La esperanza no “es” en sí misma; ella es recinto, cofre.
Tan sólo letras de una palabra vacía es la esperanza sin Aquel; su significado.
Ella no se posa sobre las cosas… porque todas ellas pasan.
Tampoco construye cimientos en las circunstancias; más bien las atraviesa.
Sabe levantarse sobrenaturalmente en el día o en la noche, para afirmar y sostener al hombre… y continúa haciéndolo, en un mundo desesperado.

La esperanza de la que hablo se obtiene sólo cuando se deposita.
Es completa, inmutable y eterna únicamente cuando se llena del mismo carácter del Señor Jesús.
Todo Él es ESPERANZA. Esperanza que nos es dada, puesta delante de nosotros… la cual tenemos como segura y firme ancla del alma.
Éso, es permanencia; eso agrega doctrina a la perseverancia… y ya no aguardo con optimismo autocomplaciente, más bien con sabiduría, con dominio propio, con virtud; todas cualidades, formas de ser del Único Dios a quien conozco.

Él dice hoy:
« … porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes, planes de bienestar y no de mal, a fin de dales un futuro y una esperanza ».

Florencia.
© 2016. MQP ·Más que palabras. www.florencia-suarez.com

 

“Esperanza”

¡Un nuevo trabajo!. “Esperanza”.
«…no es tan sólo espera, es confianza segura; lejos de toda expectativa, de toda probabilidad».
flor·
Más de este trabajo en florencia-suarez.com/trabajo/esperanza
Una pieza de lettering para MQP · más que palabras.

Aquí, escribo sobre “¿Qué es Esperanza?”.
·
Podés comprarla ingresando al sitio de la tienda personal
➵ florencia-suarez.com/tienda
¡Escribime!  tienda@florencia-suarez.com.

“Ocaso”

¡Un nuevo trabajo!. “Ocaso”.
“Ocaso” es un diseño de ilustración tipográfica.
Más de este trabajo en florencia-suarez.com/trabajo/ocaso
Una pieza de lettering para MQP · más que palabras.

Podés comprar esta pieza desde el sitio de la tienda personal
➵ florencia-suarez.com/tienda
¡Escribime!  tienda@florencia-suarez.com

Debajo, dejo un video con apenas un fragmento de este proceso de diseño digital.
Miestras modelo trazos, me acompaña la música de John Mayer, “Speak for me”.

 

“En el mar”

¡Un nuevo trabajo!. En el mar.
El trabajo completo en florencia-suarez.com/trabajo/en-el-mar

«En el mar fue tu camino, y tus sendas en las muchas aguas; y tus pisadas no fueron conocidas».
Sobre los hechos poderosos de Dios. Escrito por Asaf -La Biblia-.

.

SOBRE LA OBRA

Asaf, en momentos de angustia y abatimiento, trae a su memoria las obras de Dios.
Nueve versículos hablan de su desesperación. A partir del versículo dieciséis, comienza a nombrar sus maravillas -sólo 5 versos-.
Esto último genera el concepto -la idea rectora del capítulo completo- dejando atrás el sufrimiento desde el que clamaba Asaf y le da título al propio capítulo: “Sobre los hechos poderosos de Dios”.

Para la obra que titulé “En el mar”, el concepto a transmitir fue “La monumentalidad de Dios como abrazo, como fuerza protectora que inunda”.
Ese fue el QUÉ DICIR de este trabajo.

El pensamiento gráfico fue resuelto con la intersección y entrecruzamiento de los lazos.
Los trazos y curvas empiezan a llenarlo todo, a invadir el plano. Las palabras de menor relevancia -conectores- se pierden en la composición que los abraza.
El mensaje total es uno, entrelazado… una misma cosa.
Intromisión, irrupción, monumentalidad, fuerza…

El lenguaje gráfico de “En el mar”, se resuelve mediante el recurso visual de monolínea por técnica de ilustración vectorial. Las curvas son sinuosas; la fuerza se muestra en el conjunto, pero ellas no son agresivas.
El color seleccionado en este caso fue el azul. El soporte blanco aporta nitidez a la ilustración.
Otra de las cuestiones a enfatizar con la elección del lenguaje, fue el “mar” que proponía el propio texto.

“Las estrellas de Pablo”.

«No había luna, pero las estrellas parecían recién mojadas por la lluvia». Pablo Neruda en su libro “Confieso que he vivido”.

¡Un nuevo trabajo!. “Las estrellas de Pablo”.
www.florencia-suarez.com/trabajo/las-estrellas-de-pablo

Sus formas de ver el mundo, fotografiar los detalles y traspasarlos magníficamente al papel…
Las nimiedades son insignificancias para muchos; sólo pocas personas se detienen a observarlas… sólo algunos las saben engrandecer…
Pablo Neruda es uno ellos.
flor·