Las palabras tienen poder

Las palabras tienen poder.
Por ellas se han librado batallas;
son ellas, las que en ocasiones, abren paso a la destrucción…
y aún en ruinas; en ese silencio…
las palabras tienen poder;
muerte y vida están en poder de la lengua.
.
Desde una tarde de Mayo, alzamos las voces al Único Dios, por todo el pueblo argentino.
Palabras que escriben historia; que definen futuro.
Estruendo que sella en el aire Su nombre, por encima de todas las cosas.
«Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo;
y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe».

Mayor es Él, siempre.
flor·

Jueves 25 de Mayo, 16 hs. Obelisco de Buenos Aires.
Argentina Ora. 25M.

 

En ese objeto vivirá la poesía

Un fragmento que hoy vuelvo a encontrar, transcrito en uno de mis cuadernos.

Día mundial de la Poesía.

❋ «[…] Porque la verdad, si esto sigue, los poetas publicarán sólo para otros poetas… cada uno sacará su plaquette y la meterá en el bolsillo del otro… su poema… y lo dejará en el plato del otro… Quevedo lo dejó un día bajo la servilleta de un rey… eso sí valía la pena… O a pleno sol, la poesía en una plaza… O que los libros se desgasten, se despedacen en los dedos de la humana multitud… Pero esta publicación de poeta a poeta no me tienta, no me provoca, no me incita sino a emboscarme en la naturaleza, frente a una roca y a una ola, lejos de las editoriales, del papel impreso…
La poesía ha perdido su vínculo con el lejano lector… Tiene que recobrarlo… Tiene que caminar en la oscuridad y encontrarse con el corazón del hombre, con los ojos de la mujer, con los desconocidos de las calles, de los que a cierta hora crepuscular, o en plena noche estrellada, necesitan aunque sea no más que un solo verso… Esa visita a lo imprevisto vale todo lo andado, todo lo leído, todo lo aprendido… Hay que perderse entre los que no conocemos para que de pronto recojan lo nuestro de la calle, de la arena, de las hojas caídas mil años en el mismo bosque… y tomen tiernamente ese objeto que hicimos nosotros… Sólo entonces seremos verdaderamente poetas… En ese objeto vivirá la poesía…»
Pablo Neruda.

 

¿Qué es “esperanza”?

Aguardar sobre la base de una suposición; éso, es “expectativa”.
Esperar, con certeza y con convicción aquello que no podemos ver; eso, es “esperanza”.

La esperanza no “es” en sí misma; ella es recinto, cofre.
Tan sólo letras de una palabra vacía es la esperanza sin Aquel; su significado.
Ella no se posa sobre las cosas… porque todas ellas pasan.
Tampoco construye cimientos en las circunstancias; más bien las atraviesa.
Sabe levantarse sobrenaturalmente en el día o en la noche, para afirmar y sostener al hombre… y continúa haciéndolo, en un mundo desesperado.

La esperanza de la que hablo se obtiene sólo cuando se deposita.
Es completa, inmutable y eterna únicamente cuando se llena del mismo carácter del Señor Jesús.
Todo Él es ESPERANZA. Esperanza que nos es dada, puesta delante de nosotros… la cual tenemos como segura y firme ancla del alma.
Éso, es permanencia; eso agrega doctrina a la perseverancia… y ya no aguardo con optimismo autocomplaciente, más bien con sabiduría, con dominio propio, con virtud; todas cualidades, formas de ser del Único Dios a quien conozco.

Él dice hoy:
« … porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes, planes de bienestar y no de mal, a fin de dales un futuro y una esperanza ».

Florencia.
© 2016. MQP ·Más que palabras. www.florencia-suarez.com